Andanada de impuestos

Publicado: 14 noviembre 2009 de Amado Sosa en Lic. Ubaldo Orozco

Otro gran artículo del Lic. Ubaldo Orozco Pérez. Espero se den el tiempo para leerlo. Saludos.

Amado Sosa

Las alzas en los impuestos federales para el 2010 serán un parche más y no una reforma de la actual estructura de recaudación, que es reconocida generalmente como injusta e insuficiente en varios sentidos. En síntesis la ley fiscal nos obligará a pagar más onerosamente los impuestos existentes, nos cargará otros nuevos y nos forzará a adquirir bienes y servicios más caros.

A través de diferentes formas, tanto la sociedad como medios de comunicación habían señalado claramente a diputados y senadores la voluntad ciudadana de que las tasas impositivas no se incrementaran por haber percibido que la crisis económica por la que atravesamos incide gravemente en nuestras finanzas y casi nada en la de los partidos y la burocracia y de que el destino de lo recaudado sólo contribuye a engrosar la riqueza y consumo de los que no sufren la crisis.

En este punto lo primero que nos  vino a la mente fue el derroche de dinero, de orígenes legal e ilegal,  dilapidado sin remedio en las elecciones federales, y locales por más de un concepto, de este mismo año.

Primero hubo el cabildeo entre el Ejecutivo y el PAN por un lado y el PRI por el otro, para lograr puntos de acuerdo en las alzas impositivas. Luego entre aprobaciones formales y negociaciones informales se llegó a acuerdo  de las cámaras de diputados y senadores que permite seguir el proceso que las convierte en leyes. Al final los legisladores pasaron a las declaraciones.

Señalaron sin pena que lo aprobado no es una solución de fondo al problema de la recaudación que el Estado requiere para cumplir con los fines que le impone la Constitución. Lo necesario es, dijeron, una reforma estructural de todo el sistema impositivo que grave suficiente, eficaz y equitativamente  a todos a los que corresponde pagarlos.

Las razones que avalaron la no aprobación de la reforma estructural saltan a la vista: a senadores, diputados y partidos que los congregan sólo les interesan sus privilegios presentes y futuros que se aseguran con votos en las elecciones. La consigna es, pues, actuar en forma tal de que no se pierda un solo voto, y de que se reciban en sus arcas los que otros pierden por  errores voluntarios o forzados o por la fatalidad de las circunstancias.

El premio de la apuesta son 9 años de bonanza, cuando menos. Mientras el  país paga el precio: sé mantiene inmóvil en su situación actual. Un sistema de parches de uso múltiple que genera, propicia o tolera un estado de injusticia, de desasosiego social; con falta de seguridad, de riqueza y progreso económico, educativo, sanitario, científico, cultural, en vivienda, que ha llevado a los mexicanos a aparecer insatisfechos y desilusionados de su patria. Vivimos en la interminable agonía de un sistema sociopolítico cuya lucha se da por permanecer sin cambio, sin morir un año más, un trienio, un sexenio. Lo que le permitamos.

La afrenta a la sociedad resultó ser mayor. Nuestros legisladores no sólo cuidaron sus intereses y descuidaron los nuestros, sino que tomaron, a sabiendas, medidas encaminadas a perjudicar al país. No sólo actuaron contra los intereses de los mexicanos sino que procuraron, y probablemente consiguieron, dañarlos. Abandonaron la función para la que los elegimos: legislar para un México justo y más grande.

Pero se trata de nuestros legisladores, nos los merecemos, porque los elegimos y porque no hemos expresado suficientemente nuestra voluntad de cambio. No hemos establecido una forma eficaz de dar órdenes a diputados y senadores y menos de asegurarnos de su cumplimiento. Hemos fallado. Planes, marchas, plantones, internet, votos en blanco, diferenciados por partidos distintos, abstención y la voz de los medios no han logrado poner a México en el camino del cambio.

Volvió el tiempo de la sociedad civil y de los medios. Que esta vez no soltemos el timón y que nos quede una certeza: en una primera instancia la solución pasa necesariamente por el Presupuesto de Egresos de la Federación, por los dineros de México y su control, y por la Cámara de Diputados. No hay otro camino.

Anuncios
comentarios
  1. anonimo dice:

    licenciado es muy valido quejarse de una iniciativa que afecte nuestro patrimonio, como lo es una tasa impositiva, sin embargo no podemos sostener que es injusto el aumentar los impuestos y al mismo tiempo exigir del estado una serie de servicios publicos.

    A veces se nos olvida que el estado mexicano tiene una serie de gastos para brindar servicios que simplemente no puede abandonar, los tres principales en Mexico son educacion, salud y seguridad y para poder proporcionarlos es logico que necesita una fuente de financiamiento.

    Por decadas el priismo pudo evitar la impopular medida de cobrar impuestos gracias a la explotacion de los recursos del pais, hasta la decada de los sesentas el gobierno aprovecho hasta agotar el campo, despues recurrio al deficit, a la emicion de dinero, y al endeudamiento pero cuando los recursos del regimen por fin se terminaron y este entraba en una crisis, para su fortuna se encontro con cantarel, esta fuente de riqueza proveniente del petroleo le proporciono al pri los medios para financiar el regimen coorporativo( sindicatos buscadores de rentas), y poder precindir de los impuestos.

    Sin embargo, el petroleo esta por agotarse, para 2010 nuestra produccion empesara a descender y el gobierno ya no podra recurrir a los ingresos provenientes de el para financiar su gasto publico. Hay varios recursos que podriamos utilisar para solventar el boquete fiscal del año entrante pero serian soluciones efimeras tales como el deficit o la deuda.

    Afortunadamente nuestro actual gobierno esta optando por la formula que usan los paises exitosos, la recaudacion fiscal. La reforma fiscal aprobada sera insuficiente pero aun asi es un sintoma de que nuestras politicas empiesan a reorientarse en buena direccion. feliz año nuevo por que ahora si hay algo que festejar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s