Los prejuicios

Publicado: 16 febrero 2010 de Amado Sosa en Reflexiones

Lo vimos en Análisis y también lo vimos en Sociología. Y recuerdo claramente que en la lectura de Savater, se mencionaba que todos sin excepción tenemos prejuicios, la cuestión era tenerlos identificados para poder emitir una opinión digna de un ciudadano maduro.

El caso es que hoy quiero confesar que fui un completo “prejuicioso” con mi cuarto, y se escuchará ridículo, pero le pido una disculpa. Se la pido, simplemente porque gran parte del 2009, me la pasé mentándole la madre, me la pasé despreciándolo, evitándolo y haciéndole feas caras. Recuerdo haber hecho hasta lo imposible por no llegar a mi cuarto, y estando en él, lo que más anhelaba era salirme. HOY todo eso es historia, son meros recuerdos que de vez en cuando llegarán a mi mente y que haré lo posible por evitarlos.

Pero ¿por qué el cambio tan drástico?

La verdad no estoy seguro, mi mayor sospecha es la manita de gato que le metí. Sí, eso ha de ver sido, porque ahora que lo veo, toda la cama es para mi solito, ya no hay carpetas ni hojas en una mitad de la cama. Debe haber sido eso, porque ahora con mi escritorio y mi silla, por fin mi espalda ha vuelto a ser la de antes, es más creo que en estos días crecí un poco. Insisto, debió haber sido esa manita de gato, porque ya no tengo que entrar de lado ni tampoco tengo que estar volteando abajo haber que piso y que no.

Bueno, tengo otra sospecha. Creo que haber dormido hoy en otro lado,  literalmente sentado, sin sábana ni nada, y sólo dos horas y media, me hizo echar de menos mi cuarto. Pero nel, mi primer sospecha es la más cercana a la realidad.

Al principio del artículo le pedí una disculpa a mi cuarto, pero pensándolo bien, el muy canijo me hizo pasar dos que tres situaciones incómodas, como la elaboración de mi mapa mental de Carnelutti. Jaja recuerdo que para empezar no había luz en mi cuarto, y tuve que ponerme la lap top en el hombro para que alumbrara la cama, en la cual se encontraba la cartulina donde dibujaría mi mapa mental. Fue un verdadero desmadre y por cierto me quedó horrible el mapa, como la tesina, jaja, pero creo que “aquel” esfuerzo valió el pase.

Ya para terminar, la neta, prácticamente vivir en un cuarto, me ha hecho valorar más las cosas. Una de ellas eran los choco krispis o las zucaritas que de vez en cuando me echaba en Colima. Eso sí lo extraño. Pero en fin, estoy consciente de que si quieres algo, debes estar dispuesto a los sacrificios que ésto implica, así que seguiré dándole pa´delante, echándole ganas, sabiendo que vendrán tiempos mucho mejores, y que algún día me harán escribir otro artículo pidiéndole perdón a este.

Anuncios
comentarios
  1. Marin dice:

    Que pedo Amado ! sube las fotos de ” La Facultad” sino mandamelas, va.
    Librepensador ha radicalizado su forma de presentarse. Una nueva etapa otra página merecia tener, te felicito por este gran aporte a tu Escuela.

  2. cynthia dice:

    Amado felicidades… de verdad que esta linda tu pagina y me gusta como escribes al fin se me hizo conocer ese cuarto jeje y si que me lo exagerabas de incomodo hee .

    estoy muy orgullosa de ti ..

  3. Manuel dice:

    Ponte marrano con el Evo.

    aqui se ve! la fuerza de la manita.

    checa la banda de guerra, pesca algo ahi we a la abanderada

    mi cadera esta deshecha

    y mis piernas peladas y con ampollas…

    pero en el cuarto no estuvistesssssssssssss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s