Sigue el 16%

Publicado: 28 octubre 2010 de Amado Sosa en Lic. Ubaldo Orozco

El viejo traía aprendida la perorata. Si me escuchan con atención se darán cuenta que la ley es sólo palabra de legisladores: un engaño. Otra vez nos engañaron y nos quedamos con el 16% del IVA y nuestro insuficiente sistema de recaudación. Pasemos ahora a considerar a quienes dieron a los fallidos salvadores de la bolsa del pueblo las órdenes de ajusticiarnos: los gobernadores.

Otra bronca de nuestro sistema fiscal: Descansa en la Federación. Los estados son incapaces de crear y cobrar sus propios impuestos, están conformes con pelear con la Federación por una mayor tajada y recibirla. Sólo obtienen beneficios y a quién culpar. Gastar, nada de responsabilidad. Les cuesta crear, cobrar y sobre todo rendir cuentas y transparentar el uso del dinero recaudado. Los estados no pasan del impuesto predial, sobre adquisición de inmuebles, tenencia sobre automóviles, nómina, es decir impuestos que casi no inciden en la producción de bienes y servicios.

No estamos en una Federación. Parece, pero no. Puede hablarse de Federación cuando sus integrantes asumen sus obligaciones y compiten entre sí para desarrollar sus fortalezas y remediar sus debilidades. Aquí las partes federativas se han convertido en obstáculos del progreso a cambio de tener un culpable de todos los males. A los gobernadores les interesa más que a nadie que se mantenga el estado presente de la situación. Están arriba de la cucaña. Gastan sin responsabilidad, en lo oscurito. No olvidemos que fue a gobernadores tricolorianos a quienes se atribuyó el éxito de los azulatos en las elecciones presidenciales pasadas. Dieron la espalda a su candidato. No quieren someterse de nuevo. No quieren al partidazo. A cambio dando órdenes a sus diputados dejan sin poder al ejecutivo federal.

Agrarista vociferó Chacho, pero el veterano no se dejó. Como político. No explotó, no se defendió, no agredió, se aguantó con tal de que la plática se quedara.

Agraristas se les llama en Los Altos, Jalisco, donde nació Pati, mi coma, a los tordos, pájaros negros que acaban con las siembras. Es inapropiada y clasista la palabra, por eso la usó mi compadre con ánimos de ofender al viejo. Por mi parte, para acabar este escrito en paz expreso el primer mandamiento del virginal:

Disminución inmediata en un 40% del presupuesto de los congresos federal y estatales, de institutos electorales y de los partidos políticos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s