Políticos de allá

Publicado: 24 febrero 2011 de Amado Sosa en Lic. Ubaldo Orozco

Enrique llegó bravo. Viejito, ya no eres el limpio y puro de la novela. Toca a los franceses según la rabieta de su presidente Nicolás Sarkozy y grupo que lo rodea. Le parece imposible que los suyos sean capaces de cometer delitos en tierra extraña. Le dio un largo ataque de histeria porque los tribunales mexicanos no liberaron a la francesa Florence Cassez, condenada por secuestro. Poco falta para otra guerra de los pasteles. ¿Tú qué piensas, viejo?

Que lo mejor es no pensar contestó, pero siguió hablando. La respuesta francesa es un tontería como parece ya se dan cuenta allá. Parece que al presidente se le cayó el sainete en él que terminaba de héroe libertador de la princesa prisionera de la injusticia. Creía haber arreglado, en su visita del 2009, la inocencia de su paisana en el último amparo, pero no. El 7º tribunal colegiado en materia penal dijo que no, que la flagrancia delictiva quedó acreditada. Dicho de forma vulgar: que la agarraron con las manos en la masa. La detuvieron cuando portaba un arma y al trasladarse a la casa donde radicaba encontraron maniatadas a las víctimas del ilícito de secuestro. Y pum. Ratificó los 60 de años de cárcel.

Pero vayamos al fondo, dijo don Puro, ¿es justa la sentencia? No tengo el expediente a la mano ni sería bueno que lo tuviera, pero según las defensas, todas de procedimiento (y no acreditadas en el expediente) y ninguna sobre los hechos constitutivos del delito, que se han comentado en los medios y la parte de la sentencia transcrita en prensa textualmente sí parece justa. Una opinión más allá requeriría una lectura del expediente por parte de un penalista. No, licenciado, de un periodista como tú que cree saber de todo con una lectura. Te dije que estudiaba leyes y lo he cumplido. En un juicio vale lo probado en el expediente. No en los medios.

Hay más que comentar, pero seré breve y corto. Sarkozy decidió dedicar el Año de México en Francia ya negociado para recordar a la heroína prisionera, como diciendo México te invito a mi casa para ofenderte. Ahí mismo señaló que la molestia de Francia no es con el pueblo mexicano sino con algunos miembros del gobierno. Así que el rechazo se daba nada más a ellos. Con nosotros amor y paz. ¿Habrá medido el presidente el alcance de su lengua? Con toda seguridad no. Digo porque su dicho puede interpretarse como una incitación a la rebelión. O en el mejor de los casos como la emisión de un voto político contra el actual gobierno. Bien haya que se rechace el Año.

Agarró aire y dijo, la gente con la que trato casi unánimemente apoya la sentencia de los jueces y la voluntad el ejecutivo de no permitir que la prisionera cumpla su sentencia en su país donde seguramente será excarcelada en cuanto llegue porque la ven como heroína y víctima en vez de victimaria y culpable.

Y luego dicen que los gringos son metiches.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s