Jerga política

Publicado: 24 abril 2011 de Amado Sosa en Lic. Ubaldo Orozco

Don Puro regresó muy contento de Cuernavaca. Así sí me gusta ir. Unos cuantos días y de regreso. No alcanza uno a aburrirse. Y escribe muchachos antes de que lleguen tus amigos.

La jerga ese modo de hablar que usan ciertos grupos sociales, tiene por objeto generalmente ocultar el significado de las palabras. Te doy un ejemplo muy claro a las inundaciones los políticos las llaman encharcamientos para que pasen con menos escándalo para los que no los padecen. Creen que así reciben menos críticas por no atender la situación de desagüe oportuno que debieron atender. Desde luego los que padecen los encharcamientos los sufren como las inundaciones que son.

Antes cuando la gente iba a Europa decía con orgullo que había cruzado el charco. Ahora es más meritorio cruzar los encharcamientos que nos acosan año con año así que la frasecita ya pasó al olvido. Y por cierto nuestra travesía local se lleva más tiempo que la del mar Atlántico.

Veamos otro ejemplo los Amarillejos se echaron para atrás en lo de ir junto a los azulatos en apoyo a la sociedad civil en el Estado de México. Después que una consulta ciudadana, que no de la base partidaria, en la que el resultado fue que más del 75% de los votantes quería la alianza contra los tricolorianos los órganos del Partido de la Revolución Democrática decidieron que no había de piña.

En los consejos estatal y nacional de los amarillejos la votación a favor de hacer caso a los ciudadanos fue mayoritaria claramente, pero sin alcanzar la mayoría calificada que exigen sus normas. Y adiós alianza. Este resultado ya se veía venir desde el cambio de presidente del propio partido.

Los Congruentes, que fueron los vencedores, dieron dos razones, una: no unirse a su enemigo histórico ideológico y la otra: tener una estrategia de triunfo yendo la izquierda sola, que como ya vimos inicia con la ilegalidad de la precandidatura de Encinas y el aprovechamiento del escándalo que está por empezar. Nos lo quieren quitar. Los vencidos celebraron la no alianza en aras de la unidad partidaria.

Pocos días después los amarillejos decidieron aliarse, ahora sí, con los partidos de los Congruentes.

¿En dónde aparece la jerga? En lo democrático de la revolución del partido. Para éste la democracia es decidir por minoría y despreciar la voluntad ciudadana. En el consejo nacional se escuchó, según aparece en internet, salir del grupo de los Congruentes una expresión más infeliz que aquella de al diablo con las instituciones. Además es mucho más ofensiva. Y ahí mandaron a la gente. A la sociedad civil.

También salió a relucir que toda la dizque izquierda del país irá con López Obrador de candidato presidencial el próximo año. Y desde luego la necesidad de un nuevo nombre para esta mezcla de congruentes y amarillejos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s