Parálisis nacional

Publicado: 8 mayo 2011 de Amado Sosa en Lic. Ubaldo Orozco

Para empezar don Puro indicó que lo mejor del día era la comida: costillas de carnero. Y como tengo permiso para tomar unas copas, beberé una cerveza, un tequila blanco y dos vasos de vino del país. Así que tengo mucha prisa por acabar, remató. No se preocupe el lector. El veterano no manejará, dará unos pasos de la casa de Enrique a la suya y en menos de dos minutos estará durmiendo la siesta.

Sucede que los senadores, con los tricolorianos a la cabeza, entraron en fiebre legislativa y aprobaron la llamada reforma política. A estas alturas del día ya cualquiera resulta buena así que no entraré en ella, sólo les digo que se rescata algo que da lugar a la actuación política de la sociedad civil. Y que los diputados no la discuten por falta de tiempo, dos días les dieron. Pues el período de trabajo se acaba. Así que fue una primavera sin sol.

Efectivamente dos días son muy pocos para discutir la modificación de un artículo y más una ley, pero en este país es algo usual, pues las cámaras de origen y revisora han ido de acuerdo. Así que la reforma debió pasar.

Se acusa al gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, de haberla impedido dando la orden a los diputados que le son afines, es decir a la mayoría tricoloriana, para golpear políticamente al senador Manlio Fabio Beltrones a quien los senadores tricolorianos son afines y para perjudicar a los azulatos que se benefician de cualquier reforma y sus efectos. Nada nuevo.

Lecciones para la sociedad civil. La primera: en las siguientes elecciones ha de construir son su voto un aparato capaz de gobernar: dar a quién elija para la presidencia la suficiente mayoría para legislar. Segunda: a los partidos políticos y a estos entes sólo les importa la política en la que se reparten poder y dinero y no la actividad administrativa ni la legislativa que requiere el país. Una más: las reformas que requiere el país sólo vendrán de ella misma, no de los políticos. Tampoco hay novedad.

Total las reformas necesarias para el país no salen y la sociedad civil se encuentra otra vez paralizada, hecha a un lado y con la urgencia de obligar a partidos y políticos a trabajar en beneficio de ella misma. Reformas faltantes: política, energética, laboral, fiscal, financiera, educativa, de seguridad…

Para los políticos y castas afines las lecturas son varias también. Los tricolorianos siguen lejos de ser el partido de una sola piedra que fueron antes y que aparentaron ser al elegir a su candidato para la gubernatura del Estado México. Sus candidatos a presidente son dos, no uno. Una más, a Moreira se le salieron del guacal, senadores y/o diputados.

Dicho en buen cristiano. Para el 2012 no hay candidato tricoloriano seguro ni de que quién llegue tenga el apoyo de todos. Y según se dice han perdido las últimas elecciones presidenciales por llegar divididos. La carrera comenzará desde la misma línea. Otra vez. Don Puro no le concedió la palabra a Chacho, mejor vamos a comer dijo. Y empezamos por la botana: pepinos criollos de Sahuayo, Michoacán, mi tierra. La del que esto escribe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s