Archivos de la categoría ‘Lic. Ubaldo Orozco’

Habladas de Don Puro

Publicado: 30 mayo 2011 de Amado Sosa en Lic. Ubaldo Orozco

Pues sí, dijo muy triste el inmaculado. Me hace falta Chacho, tu compadre. Necesito reírme un poco. Que nos acompañe con sus chistes la próxima, sirve de que Pati saluda a mi mujer. Hago algunos comentarios para situar al lector, Lulú es la esposa del viejano y está enferma de cáncer en etapa terminal. Ocultó la naturaleza y estado de su mal para proteger a don Puro, que se aterra ante un resfriado. Durante el año pasado parecía aliviada, pero no, ya es cuestión de meses. 6 a partir de mayo.

Hoy puedo tomar la palabra porque el viejano de la mejora y grandeza de México sólo echó incoherencias e inocencias indignas de transcribirse. En la entrega anterior insistió en su primer mandamiento que considera puede ser el único. Dice así: Disminución inmediata en un 40% del presupuesto de los congresos federal y estatales, de institutos electorales y de los partidos políticos.

El viejillo sostiene que si se cumple este punto México cambia y empieza a ser grande. Es una panacea que sólo requiere la aprobación del presidente de México y de los diputados. Es como si cayera la primera ficha de un dominó con las otra 27, acomodadas verticalmente, una tras otra. Todas caerán.

Algunas medidas que fatalmente seguirían. Los diputados trabajan de sol a sombra y toman el control de país. Disminuyen su número a 300. Los diputados someten sus ingresos al control de la sociedad civil. Desaparecen el Senado como lo conocemos. Disminuyen el costo administrativo del país. Lo convierten en productivo, inventivo, grande y respetado en el concierto de las naciones, Como cada funcionario cumple con su trabajo, no caen en la tentación de figuras onerosas y obstructivas como el referéndum, el plebiscito, o peor la segunda vuelta, o pésimo la revocación de mandato. Destinan mayores y suficientes sumas a la justicia social, a la educación, a la ciencia y la tecnología, a la producción de bienes y servicios. En general los diputados legislan en interés de México y no de los capos políticos y de otra laya. México deja de gastar en príncipes que lo corroen.

Don Puro ha enunciado también otros mandamientos de la reforma política que con gusto doy a conocer:
2.- Candidaturas ciudadanas a todos los puestos de elección popular. Sin más trámite.
3.- La sociedad civil debe gastar su tiempo, trabajo y dinero para echar a andar a México.
4.- La sociedad civil ha de mantener el control del sueldo de los diputados.
5.- Elecciones locales y federales simultáneas. Cada tres años.

Ha sido enfático el viejito. La reforma política requerida por el país es la que está puesta en 5 mandamientos, pero no insiste en ellos ni para reclamar paternidad ni para preferir su idea sobre cualquier reforma que dé poder a la sociedad civil y a los diputados quitándoselo a los partidos y a los capos políticos. Quiero que el coche avance, no manejarlo repite. Estoy dispuesto a sumirme y sumarme.

Aquí está lo que propone como reforma política. En la siguiente entrega les comentaré como se ha referido a otras reformas igualmente importantes. Digo, si a él no se le ocurre otra cosa.

Reformas

Publicado: 21 mayo 2011 de Amado Sosa en Lic. Ubaldo Orozco

Ya me había olvidado de su decálogo cuando el viejo lo retomó. Veamos lo que debemos exigir a nuestros políticos. Me pregunto si la sociedad civil aprovechará la coyuntura electoral para hacer nacer en el 2012 un México nuevo.

Hace unas semanas los señores diputados tricolorianos se encargaron de aguar la llamada reforma política no discutiéndola al término del período ordinario de sesiones. La esperanza acabó en un simple ajuste de cuentas entre los dos candidatos presidenciales tricolorianos, el dueño de los senadores y el amo de los diputados. El primero buscaba la liberación de éstos con el señuelo de la posibilidad de reelección de los padres de la patria, pero bastó para impedirlo un simple jalón de riendas del otro propietario.

La reforma política aprobada contemplaba otro aspecto importante: las candidaturas ciudadanas. Actualmente para tener el derecho de ser votado el mexicano ha de uncirse a un partido porque los amos legisladores renunciaron por los apartidistas al sueño de ser presidentes de México que todos los paisanos tenemos según decía Cossío Villegas.

Afortunadamente algunas propuestas no pasaron, tal la segunda vuelta en la elección presidencial y algunas cosas peores como la revocación de mandato y otras de su especie que parecen previstas para que nos echemos los 6 años del período presidencial en fiebre electorera. Piensan quienes lo propones que no son suficientes un año de escarceos y dos años de campaña abierta.

Recuerdo, dijo don Puro, a nuestros señores amos que tenemos televisión e internet para ver y saber de nuestras miserias. Guárdense las propias al menos por 3 años. Pero a fin de cuentas los amos diputados se fueron por la tangente: más vale tener de comer que el trabajo de legislar, y todo hace ver que nos echaremos la siguientes elecciones en los mismos términos de la anterior en la que los mexicanos elegimos al presidente Calderón.

Ante la ausencia de reformas recuerdo a la sociedad civil un fácil camino para hacer de México otro país a partir del 2012. Logremos por métodos lo medios legales a nuestro alcance que los diputados aprueben mi primer mandamiento: una Disminución inmediata en un 40% del presupuesto de los congresos federal y estatales, de institutos electorales y de los partidos políticos.

Esta reducción traería como consecuencia inmediata la liberación de los diputados de sus compromisos con capos de la política más fuertes que ellos y su toma de poder en la conducción los asuntos del país. Y por otra parte el cumplimiento de un viejo anhelo: que los diputados obedezcan los mandatos de la sociedad civil.

Si queremos que un nuevo país nazca en el 2012 la sociedad civil debe trabajar por sus ideas y candidatos desde ahora y por caminos distintos a los que ya han fallado.

La institución de instituciones

Publicado: 15 mayo 2011 de Amado Sosa en Lic. Ubaldo Orozco

Fui a visitar al viejano a su casa pues quedó muy débil por otro soponcio que le dio. Ahora fue a primera hora de la mañana, poco antes del desayuno. El doctor, que es amigo también, cree que se los origina la preocupación por la salud de su Lulú del alma, que no mejora, así que sólo le recetó vitaminas y algún tranquilizante, pero no muy fuerte porque lo pone a dormir.

Además le ordenó nada de pleitos ni discusiones de política, religión, deportes, etc., ni abusos en el comer y beber, y no fumar. Le mandó no vivir, una muerte en vida según sus propias palabras. Pero qué bueno porque sí se veía enfermo: pálido, flaco, ojeroso y sin ganas de pelear.

De todos modos, dijo, vas a seguir escribiendo muchacho. Tendrás material suficiente. Contigo me enojo poco así que te aguanto. Pues al grano anciano le respondí. Y lo siguiente fue lo que sentenció:

El pasado domingo en una manifestación multitudinaria el poeta Xavier Sicilia expuso el Pacto por un México en paz, con justicia y seguridad. A las primeras de cambio nos damos cuenta de que en el título se encierran los valores cuya ausencia en los hechos públicos lastima más a los mexicanos de casi todos los niveles sociales, pues ahora sentimos a cada momento que nuestra vida y posesiones se encuentran en riesgo de perderse.
Aclaro, me señaló con tanta energía que hube de clamarlo, que justicia se refiere no sólo a la que hacen los jueces sino también a la llamada justicia social, la que habla de la distribución de la riqueza.

Quiero recalcar que lo más importante del Plan es que insiste en la necesidad de que la sociedad civil retome su lugar, trabajando, como el protagonista de la historia de México dejando en claro que los gobernantes, políticos, y en algún sentido los llamados factores reales del poder, tienen una función a desarrollarse en beneficio de la sociedad y no de ellos mismos.

La sociedad civil es la más importante de las instituciones y debiera ser la más poderosa.

Es importante resaltar que en la misma manifestación se vieron algunos de los principales problemas que enfrenta la sociedad civil. Factores reales de poder (el SME) que se niegan a morir y se montan sobre la iniciativa social para dirigirla en su propio beneficio y corromperla. También se notó cierta falta de orden, de estrategia, de previsión.

Por otro lado ya llegó el tiempo de retomar nuestras clases para la elección presidencial en curso. De iluminarlos de nuevo, mis hijos, y comenzaremos en el siguiente escrito, pero mientras tanto: Sepan los de arriba que los que cuentan somos los de a pie, no los de a caballo, pues cuando menos tenemos los votos para elegir a quien trabaje para la sociedad.

Parálisis nacional

Publicado: 8 mayo 2011 de Amado Sosa en Lic. Ubaldo Orozco

Para empezar don Puro indicó que lo mejor del día era la comida: costillas de carnero. Y como tengo permiso para tomar unas copas, beberé una cerveza, un tequila blanco y dos vasos de vino del país. Así que tengo mucha prisa por acabar, remató. No se preocupe el lector. El veterano no manejará, dará unos pasos de la casa de Enrique a la suya y en menos de dos minutos estará durmiendo la siesta.

Sucede que los senadores, con los tricolorianos a la cabeza, entraron en fiebre legislativa y aprobaron la llamada reforma política. A estas alturas del día ya cualquiera resulta buena así que no entraré en ella, sólo les digo que se rescata algo que da lugar a la actuación política de la sociedad civil. Y que los diputados no la discuten por falta de tiempo, dos días les dieron. Pues el período de trabajo se acaba. Así que fue una primavera sin sol.

Efectivamente dos días son muy pocos para discutir la modificación de un artículo y más una ley, pero en este país es algo usual, pues las cámaras de origen y revisora han ido de acuerdo. Así que la reforma debió pasar.

Se acusa al gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, de haberla impedido dando la orden a los diputados que le son afines, es decir a la mayoría tricoloriana, para golpear políticamente al senador Manlio Fabio Beltrones a quien los senadores tricolorianos son afines y para perjudicar a los azulatos que se benefician de cualquier reforma y sus efectos. Nada nuevo.

Lecciones para la sociedad civil. La primera: en las siguientes elecciones ha de construir son su voto un aparato capaz de gobernar: dar a quién elija para la presidencia la suficiente mayoría para legislar. Segunda: a los partidos políticos y a estos entes sólo les importa la política en la que se reparten poder y dinero y no la actividad administrativa ni la legislativa que requiere el país. Una más: las reformas que requiere el país sólo vendrán de ella misma, no de los políticos. Tampoco hay novedad.

Total las reformas necesarias para el país no salen y la sociedad civil se encuentra otra vez paralizada, hecha a un lado y con la urgencia de obligar a partidos y políticos a trabajar en beneficio de ella misma. Reformas faltantes: política, energética, laboral, fiscal, financiera, educativa, de seguridad…

Para los políticos y castas afines las lecturas son varias también. Los tricolorianos siguen lejos de ser el partido de una sola piedra que fueron antes y que aparentaron ser al elegir a su candidato para la gubernatura del Estado México. Sus candidatos a presidente son dos, no uno. Una más, a Moreira se le salieron del guacal, senadores y/o diputados.

Dicho en buen cristiano. Para el 2012 no hay candidato tricoloriano seguro ni de que quién llegue tenga el apoyo de todos. Y según se dice han perdido las últimas elecciones presidenciales por llegar divididos. La carrera comenzará desde la misma línea. Otra vez. Don Puro no le concedió la palabra a Chacho, mejor vamos a comer dijo. Y empezamos por la botana: pepinos criollos de Sahuayo, Michoacán, mi tierra. La del que esto escribe.

El show sigue

Publicado: 1 mayo 2011 de Amado Sosa en Lic. Ubaldo Orozco

Hay sucesos que nos hacen soñar. Esta semana que acaba la suerte nos puso dos en la cara. Don Puro echaba más humo que palabras. Parecía tan contento como para decir que ya podía morir en paz, después de haber visto lo que le correspondía.

Lulú está feliz de haber visto la boda de los príncipes de Inglaterra. Le tocó también la de Diana con Carlos. En aquellos lejanos tiempos se la echó completa junto a su mamá. Pensó en la buena suerte de Diana, en lo hermosa que se veía y la falta de romanticismo que ya había. Además en lo corriente que soy y en su mala fortuna que la llevaba a conformarse con tan poco. La envidió porque siente que con una boda en televisión mundial se ha cumplido con el objeto de la vida. Lloró bastante mientras se imaginaba un cuento que la llevaba a tomar el lugar de Diana en el mero momento.

Ahora le tocó verla sin acompañante porque yo seguí durmiendo. Cuando la cama me expulsó salí a caminar por el camellón. Que no fue mala la fortuna que le tocó sino peor. Que además soy un fracasado a pesar de lo mucho que me ayuda y alienta. Y todavía lamentó que haga tan poco estando en mi plenitud. Aquí don Puro recalca que está jubilado por viejo. Lulú acabó triste porque está segura que ya no le tocará otra boda de este tipo.

Otro evento dijo el viejillo entre humo y tos. La beatificación de Juan Pablo II que batalló mucho en beneficio de la humanidad. De la libertad y la justicia sobre todo. A la gran mayoría de católicos les va bien el hecho y qué bueno. A sus enemigos no les parece la beatificación. Unos pocos alegan hechos negativos como que el papa apoyó a Marcial Maciel y a otros eclesiásticos, capitostes y no, tolerando y ocultando sus pecados sexuales, pedofilia el que más; el abandono por parte de la iglesia de diversos grupos o ideas sociales, (mujeres que abortan, homosexuales activos, divorciados, teología de la liberación, sacerdotes casados, etc.), y haber propiciado con sus prejuicios situaciones de injusticia y hasta homicidios (el del arzobispo de San Salvador Óscar Arnulfo Romero). Otros critican la beatificación porque la ven como un acto de proselitismo, como uno de sus muchos viajes. Otros ven el peligro inminente de endiosamiento del pontífice muerto, como ocurre con los santos. En fin hay a quien no le agrada la prisa con que se está procediendo.

Por otro lado ha llegado el momento, dijo el puro de corazón, de que los grupos de personas que se creen católicos y no siguen las enseñanzas de la Iglesia de Roma tales como mujeres que abortan y homosexuales casados entre sí que entiendan que no son católicos porque su conducta no es católica, no porque el papa no quiera aceptarlos. Además ellos no pueden imponer su comportamiento como modelo para otros católicos. No se puede repicar y andar en la procesión. O nos portamos como católicos o no somos católicos… el vivir los derechos humanos es cosa de ciudadanía no de religión. El tema de ésta ya se había metido a la campaña presidencial y ahora lo hizo por otra puerta.

Pero dejémoslo en paz que ahora nos llegaron dos sueños: un mundo con ilusión y religión. Y el viejano terminó su perorata sin siquiera esperar a que ninguno de nosotros dijera una sola palabra.

Jerga política

Publicado: 24 abril 2011 de Amado Sosa en Lic. Ubaldo Orozco

Don Puro regresó muy contento de Cuernavaca. Así sí me gusta ir. Unos cuantos días y de regreso. No alcanza uno a aburrirse. Y escribe muchachos antes de que lleguen tus amigos.

La jerga ese modo de hablar que usan ciertos grupos sociales, tiene por objeto generalmente ocultar el significado de las palabras. Te doy un ejemplo muy claro a las inundaciones los políticos las llaman encharcamientos para que pasen con menos escándalo para los que no los padecen. Creen que así reciben menos críticas por no atender la situación de desagüe oportuno que debieron atender. Desde luego los que padecen los encharcamientos los sufren como las inundaciones que son.

Antes cuando la gente iba a Europa decía con orgullo que había cruzado el charco. Ahora es más meritorio cruzar los encharcamientos que nos acosan año con año así que la frasecita ya pasó al olvido. Y por cierto nuestra travesía local se lleva más tiempo que la del mar Atlántico.

Veamos otro ejemplo los Amarillejos se echaron para atrás en lo de ir junto a los azulatos en apoyo a la sociedad civil en el Estado de México. Después que una consulta ciudadana, que no de la base partidaria, en la que el resultado fue que más del 75% de los votantes quería la alianza contra los tricolorianos los órganos del Partido de la Revolución Democrática decidieron que no había de piña.

En los consejos estatal y nacional de los amarillejos la votación a favor de hacer caso a los ciudadanos fue mayoritaria claramente, pero sin alcanzar la mayoría calificada que exigen sus normas. Y adiós alianza. Este resultado ya se veía venir desde el cambio de presidente del propio partido.

Los Congruentes, que fueron los vencedores, dieron dos razones, una: no unirse a su enemigo histórico ideológico y la otra: tener una estrategia de triunfo yendo la izquierda sola, que como ya vimos inicia con la ilegalidad de la precandidatura de Encinas y el aprovechamiento del escándalo que está por empezar. Nos lo quieren quitar. Los vencidos celebraron la no alianza en aras de la unidad partidaria.

Pocos días después los amarillejos decidieron aliarse, ahora sí, con los partidos de los Congruentes.

¿En dónde aparece la jerga? En lo democrático de la revolución del partido. Para éste la democracia es decidir por minoría y despreciar la voluntad ciudadana. En el consejo nacional se escuchó, según aparece en internet, salir del grupo de los Congruentes una expresión más infeliz que aquella de al diablo con las instituciones. Además es mucho más ofensiva. Y ahí mandaron a la gente. A la sociedad civil.

También salió a relucir que toda la dizque izquierda del país irá con López Obrador de candidato presidencial el próximo año. Y desde luego la necesidad de un nuevo nombre para esta mezcla de congruentes y amarillejos.

Vacaciones

Publicado: 17 abril 2011 de Amado Sosa en Lic. Ubaldo Orozco

Todos nos vamos a vacaciones. Cuando menos a Cuernavaca. Este México es un infierno de calor. Y no hay agua. Por todos lados andan pipas para arriba y para abajo. Y eso que éramos un sistema de 5 lagos. Texcoco. Xochimilco. Chalco. Xaltocan. Y Zumpango. Nos sobraba el agua.

Quedan todavía encharcamientos, pero son insuficientes para refrescar la ciudad. Hasta las playas artificiales se tardaron.

Hay mucha tela de donde cortar dijo el viejano con un puro, Bolívar torpedo por más señas, entre el pulgar, el índice y el cordial de su mano derecha. Podemos hablar mal de todos y de todo. Del desfallecimiento de la religión católica. Del dinero que se va a gastar para la campaña presidencial en curso. Del calentamiento global. Del desperdicio de agua potable. De la incapacidad de la autoridades para recuperar el agua de lluvia. Del desinterés activo de la sociedad civil en lo que ocurre. De la multa histórica impuesta a Telcel por la Comisión Federal de Competencia por prácticas monopólicas. Once mil millones de pesos. Un once y nueve ceros. Telcel impugnará y pasarán años enteros.

Y el entorno da para más. Violencia, muertos y más muertos. Clamor ciudadano por justicia y seguridad. Política electoral desatada con algunas batallas decididas ya y otras en curso de colisión. Pereza legislativa. Nueva sede del Senado con acusación de falta de transparencia en el gasto. Parecido al IFE. La guerra de las tes, Televisa y TVAzteca, con su IUSACELL compartido, por un lado; y por el otro Telmex y Telcel, a las que les salió un chipote de tele de paga llamado Dish. La Convención Nacional Bancaria en la que quedó clara la insuficiencia del servicio que presta la banca. Mexicanos trabajadores, pero mal pagados. Siguen los soldados en la calle, y ¿quiénes si no?

Pero mejor vamonos de vacaciones. Yo quisiera amigos, dijo el anciano, que volviendo al espíritu de recogimiento que acompañaba a estos días en la remota antigüedad nos olvidáramos de tanto problema y nos comprometiéramos a descansar y dedicar sólo media hora cada día cuando más nos acomode el silencio a pensar en sólo dos cosas: que en manos de la sociedad civil está el destino de México y en qué puedo hacer yo, precisamente yo, para que la sociedad civil se exprese decisivamente el próximo año, sea con candidatos propios o al menos avalados, para presidente y para legisladores.

Despierta venerable le dijo pausadamente Enrique. Estás soñando. Adolfo que lo miraba con curiosidad le sacó de su sueño, ¿en qué piensas? El viejillo se rio. En qué la grandeza de los pueblos tiene un comienzo. Sí, un día cualquiera de la historia empieza. Un día cualquiera la sociedad civil da un paso adelante y el país comienza a crecer…